www.whatsappart.com


88 Salón de Otoño de la AEPE.

Descripción del premio:
Dentro de un clima de estímulo, fruto de los excelentes resultados obtenidos con las sucesivas exposiciones y manifestaciones artísticas de todo tipo celebradas, nación entre los asociados la idea de organizar un gran certamen de carácter nacional donde pudieran participar todos ellos, muy numerosos ya. La idea cristalizó en una ambiciosa exposición que con el nombre de SALÓN DE OTOÑO, tuvo lugar por primera vez el año 1920. Con tal motivo, en el Catálogo de este I Salón de Otoño se insertaba un Manifiesto definitorio que se ha constituido como la más clara expresión de la principal misión de la Asociación en el movimiento artístico español y que sigue aún vigente como nuestra razón de ser. Decía textualmente: “La Asociación de Pintores y Escultores somete a vuestro juicio un acto de carácter artístico, llena de ilusión y confianza. Un acto que no se parece a nada de lo acaecido en España, en materia de Bellas Artes: el arte todo regido por los mismos artistas; los ideales de cada uno conciliados en uno solo; el paso a las modernas y necesarias orientaciones y el respeto a la gloriosa tradición”. Al primer Salón presentaron obra los grandes nombres artísticos de la época, inaugurándose también una sala llamada de “Recuerdos”, donde se colgaron obras de los hermanos Bécquer, Domingo Marqués, Gessa, Lucas hijo, Raimundo Madrazo, Enrique Mélida, Eduardo Rosales, Carlos Luis Rivera, Tomás Martínez, Casimiro Sainz, Martín Rico, Emilio Sala, Urgell y Velázquez. El I Salón de Otoño superó las expectativas iniciales, siendo notables el gran número de expositores, la calidad exhibida, los visitantes de la muestra y unánime la buena acogida del público, crítica y autoridades artísticas oficiales. Con el paso del tiempo los Salones fueron adquiriendo, cada vez más, una enorme importancia en la vida artística de España, que trascendió incluso al extranjero. La Asociación alcanzó con ello su mayor prestigio, y las Medallas y Premios otorgados en sus exposiciones, adquirieron auténtico valor de refrendo para los artistas que las obtenían. Llegaron a obtener estos certámenes tan justo valor como índice real de la marcha del Arte en España, y contaron con la visita asidua del Rey Don Alfonso XIII. Y así continuaron, aumentando constantemente en cuanto a importancia y prestigio, significando para los que ganaban su Medalla, la consagración definitiva como verdaderos artistas profesionales. Lo que comenzó como una exposición de obras de artistas independientes, se acabó convirtiendo en todo un hito esperado por muchos. Año tras año, el Salón de Otoño convocaba a los artistas de todos los rincones de España a presentar las creaciones de autores noveles junto a renombrados y aclamados maestros. Un Salón que así visto formaba un auténtico museo y un gran escaparate de vanguardias. Desde su creación en 1920 el Salón de Otoño ha reunido obras de autores de prestigio y de amplio reconocimiento, tanto de la crítica como del gran público, que cada otoño esperan ansiosos la convocatoria de un nuevo Salón para acudir a él, participar y formar parte de las más novedosas tendencias. La Asociación Española de Pintores y Escultores es la protagonista de excepción de lo que ha sido la evolución de la pintura y la escultura española en el siglo XX, y lo que llevamos del XXI. El talento de los socios que se cuentan en sus filas se ve complementado con el prestigio de sus más veteranos creadores y siempre engrosan las exposiciones del Salón de Otoño. En el Salón de Otoño siempre se reitera la voluntad de dar cabida a los artistas más jóvenes, manteniendo un porcentaje que contraste con las obras maestras. En todos los Salones de Otoño, y son ya 80 las ediciones a las que este mismo año llega, ha habido obras de atrevimiento y de ensayo que la Asociación Española de Pintores y Escultores ha amparado siempre, sin encasillarse en tradicionalismos sistemáticos, ya que todos sus asociados son iguales ante el reglamento de participación en el certamen, sin fronteras de ideales ni de técnicas, ni de tendencias. Durante muchos años las sedes de los Salones de Otoño fueron el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez del madrileño Parque de El Retiro, si bien a lo largo del tiempo ha contado con otras sedes como el Museo de Arte Moderno, el Museo Municipal, el Centro Cultural de la Villa de Madrid y la Casa de la Moneda. En la actualidad se realiza en la Casa de Vacas del Parque de El Retiro El certamen está dotado con premios honoríficos y económicos aportados por la propia Asociación Española de Pintores y Escultores y por otras instituciones comprometidas con el arte. Los premios que se otorgan, con la variación en los años y la variada aportación de instituciones y particulares Convocatoria abierta para socios y no socios Tema y técnica: libres Medida pintura: máxima de 200 cm. y mínima de 46 cm. Medida escultura: máxima de 150 cm. y mínima 30 cm. (fácilmente manipulable) Medida grabado: mínima 30 cm. de estampa

 

PARA MÁS INFORMACIÓN:
Asociación Española de Pintores y Escultores - AEPE




Sponsored